viernes, 26 de diciembre de 2014

Basta ya de cambios normativos innecesarios

En España existen más de 52.500 despachos profesionales que integran a economistas, asesores fiscales o financieros, auditores, contables, gestores y graduados sociales, entre otros. Esta cifra se eleva a 140.000 contando con los despachos de abogados. Somos, pues, un buen número, agrupados en grandes o medianos despachos y también autónomos.
Todos trabajamos para particulares y, sobre todo, para grandes compañías, pymes o microempresas. Les ayudamos, básicamente, a atender sus obligaciones con Hacienda, Seguridad Social, etc.; a elaborar las nóminas de sus empleados y su contabilidad. A partir de aquí atendemos bastantes más asuntos, gracias a la confianza que vamos generando en nuestros clientes, y nos ocupamos de negociar en su nombre con los bancos para que logren liquidez, estudiamos para ellos acciones de compra o venta de empresas, desarrollamos políticas de recursos humanos, asesoramos a los emprendedores… Sin embargo, las Administraciones parecen actuar muchas veces de espaldas a nosotros y, por añadidura, de espaldas a las empresas. Para empezar, realizan cambios legislativos de manera constante, más propios muchas veces de intereses políticos del partido en el Gobierno, del color que sea, que del interés general. Y con frecuencia esos cambios son difíciles de cumplir por los plazos o por los procesos de aplicación. Salvando las distancias, imaginen que tienen ustedes un comercio en su localidad y que el ayuntamiento decide realizar reformas en la calle, en el momento del año en que peor les viene para su negocio. Además, levantan una vez las aceras para reparar el alcantarillado, poco más tarde para extender fibra óptica, otra vez más para modernizar los cables de la luz…
Pues algo parecido ocurre con los cambios normativos. Tras las grandes y pequeñas reformas vienen nuevos trámites, con unas consecuencias tediosas y muchas veces innecesarias, que solo generan confusión y aumentan la burocracia. Por su parte, las empresas tienen que dedicar más tiempo del necesario a atender formularios inesperados o buscar datos que hasta ahora no se requerían.
Tengo dos ejemplos recientes. El primero, la introducción a mediados de diciembre, sin aviso previo, de los nuevos ficheros de información a reportar a la Seguridad Social con los datos de los conceptos retributivos de todos los trabajadores dados de alta en una empresa. Ante la abrumadora reacción de los agentes implicados, la Administración tuvo que ampliar el plazo de presentación inicialmente previsto.
El segundo ejemplo es la presentación de obligaciones fiscales mensuales en pleno mes de agosto. Como era tradicionalmente un mes de vacaciones, para las empresas y para los despachos, se podía hacer la presentación acumulada en septiembre, permitiendo cierto respiro. Pero eso ha cambiado. Y podría citar tantos otros casos…
¿Se ha parado usted a pensar cuánto tiempo tiene que dedicar cada mes a realizar trámites administrativos de todo tipo? Muchas horas, desde luego. Y eso que los avances telemáticos, cuando funcionan, están ahorrando algunas gestiones innecesarias.
A la vez, las Administraciones, tanto la central como las autonómicas y las locales, delegan en los despachos profesionales cada vez más funciones y tareas que antes eran públicas, exigiéndonos para ello nuevos certificados y acreditaciones que no nos harían falta para el desarrollo de nuestro trabajo. No pretendemos marcar la legislación española, ni mucho menos, pero sí tener voz, ya que las decisiones de nuestras Administraciones repercuten en la actividad de las empresas, nuestros clientes. También entendemos que hacen falta cambios, pero si antes de decidirlos nos escucharan a los despachos profesionales podríamos lograr que el tejido empresarial ahorrara energía y recursos que destinaría a generar actividad económica.
Son asuntos que hemos analizado en nuestro I Encuentro Nacional y por eso hemos empezado a crear una asociación nacional de despachos profesionales que defienda los intereses de este colectivo. Queremos generar vías de encuentro con las Administraciones, de colaboración, pero nos falta un órgano propio y un único interlocutor público en el Estado, en las comunidades autónomas y en los ayuntamientos para trasladar las cuestiones que he citado y muchas más. Para alcanzar acuerdos hace falta que dos se sienten a dialogar. En suma, se trata de lograr sinergias y eliminar disfunciones. Que nos dejen a los despachos profesionales poner nuestro grano de arena en el aumento de la competitividad de nuestro país. Olvidarlo es un lujo que no nos podemos permitir.
Miguel Ángel Ferrer-Garcerán es Socio director general de Arrabe Asesores
Artículo publicado en Tributa de Cinco Días el 01/08/2014

martes, 23 de diciembre de 2014

La letra pequeña de la reforma fiscal 2015: ¿Subida o bajada de impuestos?

Tal y como puede adivinarse, no todo es oro todo lo que reluce, de hecho la nueva reforma fiscal viene acompañada de una gran cantidad de modificaciones las cuales no suponen una bajada de la fiscalidad, sino todo lo contrario. Nos vamos a centrar en analizar aquellas que suponen aumento de la carga tributaria del contribuyente. Evidentemente el sentimiento y la comunicación transmitida por el Gobierno es la de una bajada general de impuestos, si bien hay que tener en cuenta dos cuestiones importantes, por un lado la bajada se acometerá de forma escalonada, es decir, a lo largo de dos años o ejercicios fiscales. Y por otro hay que tener en cuenta todos aquellos aspectos que suponen incremento de la base imponible, y por tanto de la carga tributaria, lo que hará que más de un contribuyente se vea claramente perjudicado.

Por enumerarlas vamos a analizar las mismas:

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FISICAS

1.- Rendimientos del Trabajo:
·      
  • Indemnizaciones por Despido: Con efectos de 01/08/2014 se fija un límite máximo de exención de 180.000€. Por tanto para indemnizaciones situadas por encima de este umbral, quedarán sujetas a tributación.
  • Rendimientos Irregulares: La reducción en este tipo de rendimientos pasa a ser de un 30%, frente al 40% anterior. Importante aumento de la carga impositiva para este tipo de rendimientos, en concreto quedarían sujetos conceptos como bonus u objetivos plurianuales.
  • Reducción Rendimientos del Trabajo: Se limita su aplicación para rendimientos netos del trabajo inferiores a 14.450€. De esta manera para los rendimientos superiores a esta cuantía, la reducción desaparece aumentando la carga impositiva.


2.- Rendimientos de Capital Inmobiliario:
·        
  • Rendimientos por alquiler de vivienda habitual: Se elimina la reducción incrementada del 100% cuando el arrendatario tenía menos de 30 años y rendimientos netos superiores al IPREM
  • Rendimientos Irregulares: Al igual que con los rendimientos de trabajo, la reducción queda en el 30%

3.- Rendimientos del Capital Mobiliario:

  • Exención dividendos: Se elimina la exención de 1500€ para dividendos, por tantos se tributa desde el primer euro.
  • Reducción de rendimientos irregulares: Disminuye del 40% al 30%

4.- Rendimientos de Actividades Económicas:

·       Se establecen, a partir de 2016, nuevos requisitos para la aplicación del método de estimación objetiva o módulos, lo que hace que a efectos prácticos el número de actividades y de empresas que se podrán aplicar este régimen, se reduce de forma drástica:

o   A) Límites Cualitativos:

§  No incluirá en su ámbito de aplicación las actividades incluidas en la división 3, 4 y 5 de la sección 1ª de las Tarifas del IAE (relacionadas con fabricación, construcción y albañilería fundamentalmente.

o   B) Límites Cuantitativos:

§  Rendimientos íntegros:
§  Se reduce el umbral de exclusión por volumen de rendimientos íntegros del año anterior de 450.000€ a 150.000€. Se tendrán en cuenta la totalidad de las operaciones con independencia de que exista o no obligación de expedir factura. Tampoco podrá aplicarse el método cuando el volumen de los rendimientos íntegros del año anterior por los que exista obligación de expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional, supere los 75.000€.
§  Volumen de Compras:
§  Se reduce el umbral de exclusión por volumen de compras de bienes y servicios del ejercicio anterior (excluidas las adquisiciones de inmovilizado) de 300.000€ a 150.000€

5.- Ganancias y Pérdidas patrimoniales:
·      
  • Se elimina la aplicación de los coeficientes de actualización en la transmisión de inmuebles, lo que implica un incremento de la base imponible a tributar, ya que no se corrige el efecto de la inflación o deterioro económico de los bienes transmitidos.     
  • No se elimina la aplicación de los coeficientes de abatimiento a los activos adquiridos antes del 31/12/1994, aunque si se establece un límite a su aplicación. El límite que se establece para la aplicación de estos coeficientes, es un valor de transmisión máximo de 400.000€, que por otra parte será acumulable a los distintos activos que puedan beneficiarse de los mismos. En caso que el valor de transmisión de supere los 400.000€, los coeficientes de abatimiento se aplicarán proporcionalmente. En este sentido, supone la eliminación o reducción en este caso de un beneficio fiscal de larga tradición tributaria.

6.- Aportaciones a Planes de Pensiones:

  • Se reduce de 10.000€ a 8.000€ el importe del límite de las aportaciones a realizar con beneficio fiscal o reducción.
  • Se elimina el límite de aportaciones de hasta 12.500€ para mayores de 50 años, por lo que se elimina la posibilidad de mejorar o incrementar los ritmos de aportación en los últimos años de vida laboral.

7.- Deducciones:

  • Deducción por inversiones: Actividades económicas de reducida dimensión podrán deducir el 5% de los rendimientos netos de actividades económicas del período impositivo que se inviertan, en el mismo período impositivo o en el siguiente, en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas desarrolladas por el contribuyente. Hasta ahora el porcentaje de deducción era de un 10%, por tanto se ve reducida de forma drástica.
  • Se elimina la deducción por cuenta ahorro-empresa y la deducción por obtención de rendimientos del trabajo y actividades económicas.
  • Se elimina la deducción por alquiler de vivienda habitual, si bien se mantiene transitoriamente para los contribuyentes que hayan celebrado un contrato de arrendamiento con anterioridad a 1/1/2015

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

  • Deducción de Gastos:

o   Dejan de ser deducibles los intereses de los préstamos participativos para aquellos que hayan sido formalizados entre entidades o partes vinculadas según lo definido por el Artículo 42 del Código de Comercio. Esta medida no afecta a aquellos formalizados con anterioridad a 20 de junio de 2014
o   Atenciones a Clientes o Proveedores: Serán deducibles con el límite del 1% del importe neto de la cifra de negocios del periodo impositivo, se este modo ciertas actividades económicas verán dificultadas sus estrategias comerciales.
o   Indemnizaciones por despido: Dejarán de ser deducibles cuando para un mismo perceptor el importe de la misma sea superior a 1.000.000€ o bien la parte que exceda del importe establecido en el Estatuto de los Trabajadores o normativa laboral aplicable.
o  Durante 2015 se mantiene la limitación a la compensación de Bases Imponibles Negativas para empresas de más de 6.000.000€
  •  Tipos Impositivos:

o   Tipo general será del 25% en 2016 (28% en 2015).
o   Para las PYMES igualmente será del 25% (28% > 300.000 base imponible en 2015).
o   Microempresas: Suprime tipo reducido por mantenimiento/creación empleo, si bien se mantiene un Régimen transitorio
o   Se mantiene el tipo reducido del 15% durante los dos primeros periodos que obtengan beneficios, que será del 20% para la parte de base imponible que supere los 300.000€
  •  La Libertad de Amortización para las Sociedades de Reducida Dimensión de inversiones de escaso valor (< 601,01€) queda suprimida
  •  La Deducción por inversión de beneficios creada en 2013, queda igualmente suprimida.

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO:

En este impuesto la modificación es muy pequeña, no obstante sobre las actividades sanitarias habrá una gran repercusión. De este modo y por aplicación de Sentencia del TJUE: Obliga a modificar tipos impositivos reducidos aplicados en España a determinados productos médicos (equipos médicos y sustancias medicinales), por no ajustarse a directiva comunitaria.
Así los Tipos reducido se aplican con carácter general únicamente a productos diseñados para aliviar o tratar deficiencias (físicas, mentales, intelectuales..), con un uso personal y exclusivo de estas personas: 
  •       4% para medicamentos de uso humano. También:

o   Vehículos para personas con movilidad reducida.
o   Prótesis/órtesis/implantes para personas con discapacidad.
·   
  •           10% queda circunscrito a:

o   Medicamentos de uso veterinario.
o   Determinados productos farmacéuticos susceptibles de uso por el consumidor.
o   Equipos y aparatos médicos enumerados en Anexo octavo.

  •  Equipos médicos, aparatos, productos sanitarios y demás instrumental de uso médico u hospitalario pasan a tributar, con carácter general del 10% al 21%.

lunes, 20 de enero de 2014

II Taller de Despachos Profesionales


El próximo 21 de enero se celebrará el II Taller de Innovación de Despachos Profesionales organizado por GM Empresarial y SAGE. Miguel Angel Ferrer Garcerán, Socio Director de Arrabe Asesores desarrollará las claves sobre “La estrategia y desarrollo del Plan de Comunicación de un Despacho Profesional”.

El programa de la Jornada será el siguiente:

10:30 Bienvenida

10:45 El Invitado 2.0 / El futuro de los despachos
Antonio Izquierdo Paterna
Izquierdo Motter Consulting
(www.izquierdomotter.com).

11:45 Debate: “El futuro de los despachos”

12:15 Plan de Comunicación en los Despachos Profesionales
Miguel Ángel Ferrer Garcerán
Director General de Arrabe Asesores
(www.arrabeasesores.es)

13:15 Debate: “El plan de comunicación en los despachos”

13:45 “Knomad: Nómada del Conocimiento y la innovación”
Un Knowmad es aquella persona que vive para el conocimiento y la innovación, facultado para desempeñarse en cualquier ambiente de trabajo, con cualquier equipo o persona y en cualquier situación geográfica, lo que le hace altamente competitivo.

14:30 Comida/coloquio

domingo, 12 de enero de 2014

¿Vas a iniciar un proyecto empresarial?

Sin duda comenzar un proyecto empresarial constituye un gran reto. Poner en marcha una iniciativa propia, a través de la creación de una empresa, es una aventura personal tan estimulante como compleja. Sin embargo, no es una aventura imposible.

Algunas cuestiones sobre las que debes reflexionar son:
  • ¿Tengo el perfil adecuado para emprender?
  • ¿Dispongo de la financiación mínima necesaria para comenzar?
  • ¿Tengo una idea clara de negocio?
  • ¿He encontrado el local que se adapta a las necesidades de la actividad a desarrollar?
  • ¿Tengo conocimientos o puedo adquirirlos sobre el producto o servicio que voy a ofrecer?
  • ¿Sé o puedo aprender a gestionar una empresa?
  • ¿Conozco las consecuencias de la aventura de emprender?
  • ¿Exige la actividad que quiero desarrollar algún requisito legal específico?
En Arrabe Asesores ponemos a tu disposición un servicio orientado específicamente a las personas que desean emprender y poner en marcha una nueva actividad.

¿Cómo podemos ayudarte?

1.- Asesoramiento previo al inicio de la actividad: Antes de nada ponemos a tu disposición a nuestros especialistas situados en nuestra red de oficinas. Personas de amplia experiencia que sabrán indicarte y ayudarte a despejar las innumerables dudas que tendrás en tu cabeza. Para ello es tan sencillo como localizar la oficina más próxima a ti y solicitar una cita gratuita.
2.- Ayuda en la búsqueda de financiación para tu nueva actividad: La financiación se convierte en la principal necesidad del emprendedor y desde Arrabe Asesores contamos con convenios de colaboración con diferentes entidades financieras para negociar e intentar lograr la liquidez que tu empresa necesita y con los instrumentos financieros que mejor se adapten a la realidad de tu actividad.
Ayuda en la búsqueda de financiación para tu nueva actividad
3.- Puesta en marcha de tu nueva actividad, totalmente gratis (*):Creamos tu empresa de forma telemática en un plazo de entre 24h y 72h (dependiendo de la forma jurídica). Todo se realiza a través de Internet con nuestros certificados digitales, ya que formamos parte de la Red Puntos de Atención al Emprendedor (PAE).
Bajo este distintivo de “PAE” cualquier emprendedor puede venir a nuestras oficinas y recibir asesoramiento a cerca de la constitución de una empresa.
Puesta en marcha de tu nueva actividad, totalmente gratis
Tras el asesoramiento que te proporcionamos si finalmente deseas iniciar una actividad empresarial como autónomo o constituir una sociedad, debemos cumplimentar sus datos en un Documento Único Electrónico (DUE) y posteriormente, si se trata de sociedad, te coordinaremos una cita para la firma en la notaría.Y listo!
Será el Sistema de Tramitación Telemática del Centro de Información y Red de Creación de Empresas (STT-CIRCE) el que realice las siguientes gestiones:
  • Reserva de la Denominación Social (Sólo SLNE)
  • Reserva de cita con la Notaría.
  • Solicitud del NIF provisional
  • Presentación de la Declaración Censal de Inicio de Actividad ante la Agencia Tributaria
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/AJD) en la Comunidad Autónoma correspondiente, si procede.
  • Inscripción en el Registro Mercantil Provincial, si procede.
  • Trámites con la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Inclusión de ficheros de datos con información personal en la Agencia de Protección de Datos.
  • Petición de la solicitud de reserva de una Marca o Nombre Comercial a la Oficina Española de Patentes y Marcas.
  • Reserva de Dominio de Internet
(*) Opción sólo válida para nuevos clientes del despacho y siempre que a posteriori quede vinculado como cliente durante un plazo mínimo de 12 meses.
4.- Gestión del día a día de tu nueva empresa: Una vez constituida tu nueva empresa, podrás contratar con nosotros la gestión cotidiana de las obligaciones contables, fiscales, legales y laborales.

¿A qué esperas para empezar?


lunes, 30 de diciembre de 2013

RDL 16/2013, de 20 de diciembre....la Reforma Laboral sigue.....cómo hundir un poco más a las empresas......

El pasado día 21 diciembre ha sido publicado el RDL 16/2013, una nueva norma que da una vuelta de tuerca a la maltrecha situación de las empresas españolas.

El Gobierno, casi diría yo que con premeditación, nocturnidad y a traición ha ejecutado una subida de cotizaciones a la Seguridad Social que tendrá una repercusión inmediata y directa a todas las empresas.

Subida de la base de cotización a los Autónomos Societarios y  “grandes empleadores”

Para empezar se ajustan la bases mínimas de cotización de autónomos con más de 10 trabajadores y autónomos societarios, equiparando su base mínima a la prevista para los trabajadores encuadrados en el grupo 1 de cotización al Régimen General. Se exceptúan los autónomos que causen alta inicial en el mismo, durante los 12 primeros meses de su actividad al amparo de lo establecido en la Ley de Emprendedores.

Esto a efectos prácticos supone que si un autónomo hasta ahora cotizaba sobre una base de 875,70€/mes, a partir de ahora al equipararse con el grupo 1 de cotización al Régimen General, se pasará a cotizar obligatoriamente sobre una base de 1.061,79€/mes. Esto supone una subida mínima de 55,46€/mes en la cuota de autónomos, es decir, un 21,25% más.

Según los datos del Ministerio de Industria, Energía y  Turismo, en España hay 3.246.986 empresas, de las cuales:
  •           1.793.878 son microempresas sin asalariados
  •           1.297.971 son microempresas que tienen entre 1 y 9 empleados
  •           130.448 son pequeñas empresas con entre 10 y 49 empleados
  •           20.888 son empresas medianas con entre 50 y 249 empleados
  •           3.801 son grandes empresas con más de 250 empleados

Esto implica que esta medida, como mínimo afectará a 1.453.108 empresas (y digo mínimo, ya que hay que incluir también a todos los autónomos societarios, que no tienen empleados en sus empresas).

Si hacemos sencillas multiplicaciones, sólo en autónomos se recaudará (insisto en indicar como mínimo), más de 80 millones de euros mensuales, o lo que es lo mismo, casi 1.000 millones al año.

Inclusión de conceptos en la base de cotización del Régimen General

La cosa no ha quedado ahí, ya que resulta que también de un plumazo ha quedado incluido dentro de la base de cotización un concepto que hasta ahora estaba fuera como es el plus de transporte (entre otros). De esta manera a partir del 23 de diciembre de 2013, este plus de transporte se integrará por su importe total en la base de cotización.

Para empezar, podían pensar alguna vez las implicaciones y la barbaridad de trabajo que supone esto para una pequeña empresa, por no decir a los miles de asesores laborales y de gestión de empresas que vivimos de esto. Ya que no hacerlo coincidir con el cambio de año natural, y que la medida entre en vigor un 23 de diciembre, es más propio de alguien que no tiene ni idea del enorme perjuicio y el enorme esfuerzo que nos va a suponer a los empresarios.

Otros conceptos que se verán afectados por esta ampliación de elementos cotizables son:
-    
  •       La entrega gratuita o a precio inferior de mercado de acciones o participaciones de empresa.
  •      La entrega de productos a precios rebajados a los empleados.
  •      Los servicios de guardería y cuidado de hijos en la empresa, así como todos los gastos educativos pagados a los hijos desde la empresa.
  •      Las cuantías de la primas de seguros adicionales por accidente de trabajo adicionales a la cobertura legal, seguros que cubran la responsabilidad civil del trabajador o primas de seguros para enfermedad
  •      Los gastos de manutención y estancia. Cotizarán todos aquellos que se incurran en la misma localidad del centro de trabajo y residencia y que estén debidamente justificados.

 Únicamente seguirán quedando como conceptos no cotizables los gastos de estudio del trabajador, las prestaciones accesorias de la Seguridad Social y complemento en las bajas por incapacidad temporal (que ya cotizaban de facto), los gastos de locomoción en transporte público y los gastos de locomoción privados siempre que estén debidamente justificados.

Por último se ha modificado las normas de cotización de manera que a partir de marzo del próximo año, todas las empresas deben aportar a la Seguridad Social el detalle de conceptos de las nóminas en los ficheros de cotización que se envían mensualmente. Esta es una medida que supongo va orientada a que la Inspección de Trabajo tenga toda la información minuciosamente preparada y controlada.

Haciendo una aproximación a lo que puede suponer esto para una pequeña empresa que tenga por ejemplo 5 trabajadores y que estos tengan un plus de transporte de 100€/mes (volvemos a cálculos de repercusión mínimo), implica tener que cotizar entre un 36% y un 45% de esta cantidad (dependiendo del sector económico), es decir, asumir un coste por trabajador de entre 36,00€/mes y 45,00€/mes en Seguridad Social por empleado. O lo que es en este ejemplo, entre 2.160,00€ y 2.700,00€ más de coste de Seguridad Social al año.

No se si estamos más cerca o no de la recuperación económica, pero desde luego, que si teníamos una mínima esperanza, se están encargando de destrozarla. Las pequeñas empresas están en las últimas, no hay financiación, sólo hay subidas de impuestos y de cotizaciones a la seguridad social….¿hasta cuándo podremos soportar?.

Ya han muerto más de 600.000 empresas desde el comienzo de la crisis, ¿cuántas más morirán en 2014? 

jueves, 26 de diciembre de 2013

Recomendaciones para lograr liquidez cuando los bancos la deniegan

Durante estos últimos años son muchas las empresas que he visto, analizado y ayudado a lograr vías de financiación. 

Sin duda el principal problema de las pequeñas empresas es la escasez de fondos propios con los que cuentan, hemos pasado de unos momentos en los que la contabilidad y la imagen del balance era algo absolutamente marginal, a unos en los que esta fotografía estática de la empresa lo determina todo cuando es analizada por la central de riesgos de cualquier banco.


Sin duda son momentos muy complicados para lograr vías de financiación, pero no resulta del todo imposible.

Os voy a detallar dos recomendaciones que espero os resulten de utilidad, máxime cuando estamos ya tan cerca del cierre del ejercicio:

1. Capitalización de saldos y cuentas con Socios: Durante estos últimos años son multitud los empresarios que han tenido que hacer aportaciones de capital que en numerosas ocasiones ni siquiera han sido debidamente documentadas. Se trata de transferencias de dinero directas efectuadas por el empresario a las cuentas bancarias de la empresa. Sin duda es momento de poner en valor estas aportaciones que no sólo aparecen en Balance, sino que además nos penalizan al verse incrementado el pasivo de la compañía. Existe una figura muy interesante que nos permite mediante un sencillo movimiento y documentando debidamente la operación mediante contrato, transformar esa deuda con el socio en un préstamo, que además podrá formar parte de los Fondos Propios de nuestra empresa: El préstamo participativo. 

La otra opción consiste en igualmente convertir estos saldos en préstamos para inmediatamente después hacer una ampliación de capital.

Ambas figuras apenas tienen costes asociados y lo que demuestran claramente cualquiera que vea nuestro balance, es que los propios socios apuestan por su empresa. A veces resulta muy curioso oir a empresarios, como se quejan amargamente por la no concesión de un préstamo, cuando ni ellos mismos son capaces de inyectar recursos a su compañía.

2. Desprenderse de activos y/o crear una nueva sociedad: Sin duda el mercado inmobiliario se ha venido abajo, hoy tener una nave o un local y que esté hipotecado, sin duda es un lastre enorme para muchos balances de empresas. Pensar en reestructurar el activo de la empresa, puede resultar una solución que nos permite aligerar el activo (que no vale casi nada para un Banco), a la vez que sacamos un pasivo (la hipoteca asociada), del balance de la empresa. Sin duda las operaciones de reestructuración deben pasar los filtros de hacienda, pero hay otro instrumento no menos efectivo y si mucho más sencillo, si tu actividad te lo permite: Crea una nueva sociedad 

a) Paraliza la actividad ordinaria de tu empresa 
b) Cambia el objeto social para pasar a una actividad inmobiliaria
c) Crea una nueva sociedad
d) Traspasa tu actividad ordinaria a la entidad de nueva creación
e) Si el local es tu centro de negocio, suscribe un contrato de arrendamiento
f) traspasa y subroga a todo tu personal, garantizando todos sus derechos laborales.

Estos dos consejos pueden ayudarte a mejorar rápidamente la imagen patrimonial de tu empresa y con ello aumentan notablemente las posibilidades de lograr financiación. 

Aunque no revisten de una complejidad excesiva, si es conveniente que tus asesores de confianza te ayuden a dar los pasos adecuados.

Saludos

Los incentivos fiscales de la nueva ley de emprendedores

La bonificación en el IRPF a favor de los business angels o de las personas interesadas en aportar capital para el inicio de una actividad, de modo que se puedan crear start up incorporando a su accionariado a estos inversores por un plazo de entre tres y doce años, es uno de los incentivos fiscales –con efectos desde 1 enero de 2013– que recoge la Ley de Emprendedores. 



Miguel Ángel Ferrer, socio director del despacho Arrabe Asesores, apunta esta y otras medidas a tener en cuenta a la hora de consolidar tu negocio. 

* La inversión en empresas de reciente creación permite una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la aportación al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad. La base máxima de la deducción se establece en 50.000 euros anuales, y está limitada a una participación nunca superior al 40% del capital de la entidad. 

* También se incorpora una deducción por inversión en beneficios, contemplada en el impuesto sobre sociedades. Con efectos retroactivos para los períodos impositivos iniciados a partir de 2013, se podrá aplicar una deducción del 10% –en empresas con un volumen de negocio inferior a diez millones de euros– o del 5% –compañías con una cifra de negocio inferior a cinco millones de euros y una plantilla media inferior a veinticinco empleados– en la cuota íntegra del impuesto sobre sociedades. 

* Esa medida supone una tributación reducida para aquella parte de los beneficios empresariales que se destinen a la inversión, respecto de los que sean objeto de distribución. Por tanto, los primeros quedarán sometidos, con carácter general, a un tipo de gravamen del 15%. 

* Los elementos patrimoniales adquiridos deberán permanecer en funcionamiento en la sociedad durante cinco años, salvo pérdida justificada, o a lo largo de su vidad útil si resulta inferior. 

* Durante el plazo de mantenimiento de las inversiones hay que tener en cuenta aspectos como el importe de los beneficios acogidos a la deducción y el ejercicio en que se obtuvieron y la reserva indisponible que deba figurar dotada, entre otros.